Entrenar a las 5:30AM

Hace unos meses decidí empezar a correr ultras y para ello debía aumentar la carga semanal, ¿Qué es esto? Sencillo, la cantidad de kilómetros realizados entre Lunes y Domingo.

Mi pega es de 9am a 7pm, más una hora de traslado debido al tremendo Metro de Santiago, debo tomar en cuenta que para entrenar de lunes a viernes no puedo hacerlo entre las 8am y las 8pm. Por lo que me queda muy poco tiempo, sobretodo yo que estoy más acostumbrado a hacerlo en las tardes, con toda la sobrecarga del día.

Así que me vi en la obligación de levantarme temprano y correr en las mañanas. ¿Cómo lo hice? Aquí te cuento…

la foto 3Hay que tomar en cuenta todas las variables:

1.- Lugar: Cómo lo que me gusta a mi es el cerro, y lo más rápido de acceder es el San Cristóbal, decidí que este sería mi lugar.

2.- Tiempos: Aquí la cosa se divide entre el tiempo que te demoras en llegar al lugar de entrenamiento, el tiempo que tienes para correr, el tiempo que tienes para volver a tu casa, el tiempo que te demoras en arreglarte para ir a la pega y el tiempo que demoras en llegar a ella. Para mi era algo complejo, primero en llegar al San Cristóbal podía tomar unos 10 minutos, luego entrenar al menos 1 hora, y en volver era lo complicado por los tacos que se forman, y más la hora que tomaba para ir a trabajar. En fin todo eso resultó en que debía levantarme tipo 4:55AM para estar a las 5:35AM empezando a correr hasta las 7AM y alcanzar a evitar el taco y poder llegar a la pega.

3.- Ropa y accesorios: Como se darán cuenta, entre las 5:35AM y las 7AM en invierno, el sol todavía no aparece, por lo que había que acostumbrarse a correr con frontal. De verdad que las primeras veces parecía cualquier cosa, ganando confianza para correr sin tanta información visual de lo que venía, aunque los dos metros delante mio estuviesen bien iluminados, no hay nada como la propia luz del sol. Por otro lado, el frío pensaba que iba a ser un tema, pero a las 5:30AM hace menos frío que a las 7AM !!!!!! por lo que debía preocuparme por la ropa de recambio que la que iba a usar mientras corriera.

4.- Compañía: Correr a esa hora de la mañana en el cerro, no es ninguna gracia, sobretodo cuando sabes que hay tipos que se dedican a aprovecharse de la oscuridad y escasez de personas del lugar, y andan robando. Por lo que debía buscar a alguien que apañara y quisiera entrenar a esa hora. Así que ahí aperró mi amigo Manuel Silva, kine de KMP.  Grande Manu!!

5.- Motivaciones: Sin duda alguna que ese minuto donde miras el despertador que suena y suena dando las 5AM, y tu sientes que recién te acabas de dormir, es fatal! Para motivarte en ese preciso instante es fundamental tener dos o tres argumentos: Uno, si vas con compañía al menos que la responsabilidad por no dejar al otro botado te haga levantarte de la cama y salir. Dos, empezar el día para algo tuyo y no de otros como lo es la pega es impagable… Hoy me levanté para mi, para correr, no me levanté para ir a trabajar.. buuuuu!!! Tres, las imágenes que podrás ver y encontrar son increíbles, no es lo mismo ver tu ciudad a las 5:30AM que a las 12 del día.

6.- Desayuno: Importante es que comer antes de salir a entrenar a esta hora. Y si, hay que comer algo. Con el poco tiempo, apelo a una pampita con manjar, un vaso de Ensure y listo, sino saco una de estas compotas de frutas en vez de la pampita. Lo otro es que la noche anterior cargo con carbos y algo de proteína, arroz con pollo, sushi (no tempura), papas, atún, es parte de lo que como.

Finalmente, alentarlos a que se atrevan a vivir la experiencia de entrenar a esta hora, el frío no es tanto, el cansancio se pasa a los 5 minutos de empezar… y el resto del día estás feliz por lo que ya hiciste temprano!.

Bueno muchachos, si alguna vez quieren entrenar temprano temprano, nos vemos en el San Cristóbal!!!

Por Felipe Duarte E.

 

 

 

 

 

 

Comentarios