Semana 07: 10 al 16 de Febrero

Lunes 10:

Hoy vuelvo a Santiago, pero ya que estoy en Temuco no pierdo la oportunidad para recorrer los cerros donde mi padre se inició corriendo hace más de 35 años, los cerros Mariposa y Ñielol marcaron los inicios de su trotar, y quiero recorrer esos mismos caminos.

Salgo con mi madre a eso de las 8AM, el frío no se siente, y vamos tranquilos para tomar el camino que bordea el cerro y encontrar alguna huella por donde subir. 3K y ahí la vemos, se ve ruda y bien parada, pero eso es lo que nos gusta y decidimos enfrentarla. El esfuerzo del fin de semana en Conguillío no se nota, pero no es mi intención ir a fondo, sino que disfrutar del paisaje, del aire, y de la compañía de mi madre…. no muchos podemos tener el gusto de correr con ella. Aprovecho de hacer algunas fotos y videos, ya que el paisaje es hermoso, teniendo a Temuco bajo un manto de nubes.

IMG_2664

Completamos 8,7K en un poco más de una hora.

Detalle:

El resto de la semana me lo tomo muy tranquilo. Vuelvo a KMP el día miércoles para una sesión de estiramiento y recuperación muscular con masaje y Compex ya que este sábado vuelvo a las pistas pero esta vez en Argentina.

Viernes 14:

Viaje a Mendoza. 7 horas manejando. La lluvia nos recibe en la ciudad trasandina.

Sábado 15:

La carrera se notaba que iba a ser dura, había visto que serían 42K con un desnivel positivo de más menos 1.800 mts, 500 más que en Conguillío.

IMG_2769Junto a Marlene y Benjamín, éramos los únicos chilenos, el resto argentinos y alguno que otro peruano residente. Partimos y quise salir fuerte, aunque todavía tengo dudas de eso, de si salir fuerte de inmediato, esperar el a que en un momento llegue el “palo” o si me mantengo tranquilo y luego apurar. Bueno, salimos y Marlene sólo iba a unos metros delante mío… No iban ni 5 minutos desde la partida cuando ya empecé a dudar, pero bueno, sigo entre medio de muchos, ya que los corredores de 10K y 21K se mezclaban con nosotros desde un inicio. Primeros 14K y volvemos a pasar por la partida, el clima empieza a cambiar y caen gotas a ratos. La temperatura está ideal, el terreno resbaladizo, con barro y muy técnico, muchas… muchísimas piedras que dificultad el equilibrio y el ritmo. Paso el 14K en 01:25:42, y empiezo a subir Cerro Arco.

Pensé que podría subir trotando pero no pude, la pendiente es muchísima, de hecho son 500 de D+ (de 1.168 a 1.653) en 3,8K. Recorremos un filo, bajamos por una quebrada muy técnica, luego avanzamos por el cauce de un río seco, que de seco no tenía nada porque llovía con frecuencia. Los corredores vienen de vuelta y pasa 1, 2, 3… el 8vo y el 9no, y ya reconozco a los tipos que iban delante mío, llegó al final, “Vas 10” me dicen. Wuauu!!! Décimo! Vamos que se puede. Empiezo a retornar y veo a la Marlen que viene subiendo y me grita: “Negritooo, me perdí como 5 kilómetro”.. “Tranquila Marlene que vas primera” le respondo. A los 15 minutos me sobrepasa, intercambiamos algunas palabras y sigo muy entero. Para sorpresa mía nos hacen volver a subir esa bajada por la quebrada, desde el 29,6K hasta el 33,8K (cima Cerro Arco de nuevo) subimos 450 metros… a esa altura de la carrera, un verdadero sufrimiento.

Cima de cerro Arco y lo que queda es la bajada, con mucha pendiente por lo que las piernas deben de todas formas responder igual. Le trato de meter a fondo, pensando es resguardar ese 10mo lugar y poder decir: “me meti en el top ten”…. jajajaja.. bueno, finalmente lo logré porque completé los 38,5K en 04:51:13 llegando 3ro en mi categoría (18-29 años) y 8vo en la general masculina. Feliz de haber completado una hermosa y dura carrera…. Más detalles en un próximo reporte de Cerro Arco.

Aquí el detalle:

Termino la semana con:

47,2K

06 horas

2.085 m de D+

 

 

Felipe Duarte E.

 

 

Comentarios