Semana 5: 27 de Enero al 02 de Febrero

Esta semana es la semana previa a las primeras carreras de este año, por lo que no me presiono mucho y me tomo los entrenos con tranquilidad.

 

Lunes 27:

Parto la semana como todas, con un pequeño trote a KMP donde el entrenamiento cada día se pone más duro y quizás sea yo el que me exijo cada vez más, básicamente porque he aprendido la importancia de este tipo de entrenamiento. Además, de que los lunes la recuperación con masajes + Compex, ha sido importantísima.

Le pido a Manuel, uno de los kines de KMP, que me masajee el periostio que me ha estado molestando los últimos días. Sé que no es un masaje agradable, por implica que metan los dedos donde el músculo y el periostio están inflamados y eso, ufff, puta que duele. Pero bueno, si esto del running está lleno de momentos felices y agradables, pero te exige aprender a sufrir para llegar a ellos.

Aparte del masaje, Manu me coloca un tapping especial para el periostio, disminuyendo la tensión en la zona.

Son 6,5K en 00:30:35. Hace tiempo no corría a estos ritmos.

Martes 28:

Entrenamiento AM en el San Cristóbal con Manuel (el mismo kine de ayer) y el José, otro amigo de KMP.

Parto con el tapping del periostio puesto, pero inmediatamente necesito sacármelo porque me molesta en el gemelo y me cuesta avanzar, además todavía está oscuro cuando partimos y con la calidad de frontal que tengo, que es una mierda (de verdad necesito uno nuevo), no veo nada!.

Manu se adelanta junto con el José, yo me quedo atrás, soportando y sufriendo con el dolor de la periostitis, pero puedo correr, por eso no paro. Sé que las lesiones hay que respetarlas, pero también debo aprender a sufrir y a lidiar con estas dificultades mientras corro.

Recién a los 40′ logro retomar el ritmo, con la salida del sol me ilumino y puedo correr al ritmo de Manuel.

Volvemos a Pedro de Valdivia tras 9,4K en 1h11m con 567m de D+.

Miércoles 29

Hoy me siento mejor, el dolor en el periostio ha disminuido y a pesar de que el trabajo me cansa y agota, salgo nuevamente desde la pega a entrenar al San Cristóbal. Subo por Pedro de Valdivia hacia La Pirámide, son como 4,5K pero con buena pendiente, sobretodo si elijes irte por El Sombrero, llego allá en 36:18 (total 52:52). Me siento bien, retornando hacia Pedro de Valdivia, busco nuevas rutas, y por supuesto, me pierdo, jajajaja… pero bueno, a lo boy scout busco el camino para volver a algna ruta conocida, llegando a la zona de la piscina Antilén, subo un poco, pero me decido a no hacer tanto cemento, mis piernas lo agradecen y bajo hacia Pedro de Valdivia para perfilar directamente hacia Pio Nono. Allí ya llevo 13K, y calculo unos 40′ más hasta salir por Pio Nono.

En este trayecto hay algunas subidas interesantes, pero puedes combinar lo que sea, y si quieres puedas irte por abajo y correr bastante rápido. Salgo del cerro con 18K en total y ya 2h10m corriendo. Llego al Parque Forestal y me siento bien, pudiendo correr a 5’10” el último kilómetro antes de Estación Mapocho, donde tomo el metro para la casa.

Total de hoy 20,6K en 2:23:32 con 760m de D+

Jueves 30:

Descanso total

 

Viernes 31:

No tenía pensado trotar hoy, quería descansar porque sé que mañana toca largo. Pero las piernas me piden un trote, y quiero hacerlo rápido, de hecho me voy al San Cristóbal con ganas de correr, no llevo mochila ni agua. Sé que puedo correr unos 10K sin la necesidad de líquidos.

Salgo hacia la Pirámide, en el lugar que llevaba 10’50” el miércoles llevaba 12’26”, así que le sigo metiendo, llego rápidamente al puente de La Pirámide en 34:34, casi 2 minutos más rápido, feliz.

Volviendo me encuentro con Marcial y otro amigo, ambos correrán la próxima semana en Conguillío, compartimos unas palabras y sigo. Maldito Iphone que pierde la ruta y me la marca mal, pero llego al lado del canal y comienzo a subir por la subida ancha que llega a la plaza donde hacen baile entretenido. Muy buenas sensaciones y la pierna no duele nada.

Retorno hacia Pedro de Valdivia muy feliz con el entreno, fueron 12K en 1h25m, aunque strava me marca distinto.

Termino este primer mes del año con 214,8K en 26h05m y con 8.950m de D+ (es como subir el Everest). Es un buen promedio, pensando en que este año quiero hacer 2.500 kilómetros.

Sábado 01:

Este primer día del mes, quiero empezarlo con un trote largo, como todos los sábados, pero como compito la próxima semana en Conguillío, prefiero tener un entreno algo más corto, pero intenso. Así que mientras subo por Pedro de Valdivia a eso de las 11:20am, cuando el sol ya está llegando al cénit, me propongo ir a correr un poco más fuerte buscando un poco de confianza y seguridad para mi cabeza.

Voy y vuelvo a La Pirámide con un buen ritmo, con esta distancia no es necesario para mi por lo menos, llevar agua, así me siento más liviano y se nota.

Son como 9K en 1h05m aunque el maldito strava se paró antes y no me marcó la bajada.

Domingo 02:

Descanso

 

Termino esta 5ta semana del año con 56K en 6h09m y con 2.148m de D+.

 

 

Felipe Duarte E.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios